Bizcocho Borraccho.

Esta receta de bizcocho borracho es imperdible; es una receta fácil, que no necesitamos de mucho conocimiento para hacerlo, y queda realmente delicioso.
Es prácticamente un postre, porque al estar emborrachado con el almíbar lo hace ideal para disfrutar luego de un almuerzo, sino se puede disfrutar en la merienda con tu bebida favorita, aunque frío es riquísimo también.
http://recetasdetartasweb.com/receta-facil-de-bizcocho-bizcocho-borracho/

 Ingredientes:
 Para el bizcocho:
  • Un yogurt natural azucarado(yo utilizo yogurt griego)
  • Un vaso de yogurt de aceite de girasol.
  • Dos vasos de yogurt de azúcar.
  • Ralladura de limón(opcional, según tipo de bizcocho)
  • Tres vasos de yogurth de harina para bizcochos (lleva levadura incorporada).
  • 4 huevos grandes (clase L).
 
Para el almíbar:
  • Canela en rama y molida (para la cobertura).
  • Una copa de coñac, grandecita.
  • Un vaso de agua y medio.
  • Un vaso de azúcar.
  • Azúcar molida (para la cobertura).
 
Preparación:
 
Batir los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina parecida al merengue, añadir el aceite y el yogurt y batir con suavidad para que no se bajen los huevos, poner la ralladura de limón(si la lleva, yo en el bizcocho que lleva canela en la superficie no la utilizo) y mezclar con la varilla con cuidado, añadir la harina poco a poco con un tamiz o un colador, espolvoreándola sobre la mezcla e incorporándola con mucho cariño con movimientos envolventes, preparar un molde untado con mantequilla y espolvoreado con harina(volcar la harina sobrante, la que no se adhiera al molde) .
 
Verter el preparado. Poner en el horno con calor solo en la parte baja a 180 grados durante unos 35 ó 40 minutos, hasta que este bien cocido por dentro.
Siempre hay que precalentar el horno.
Una vez frío, desmoldar y preparar un almíbar con un vaso y medio de agua, uno de azúcar, una rama de canela y una copita de coñac, llevar a ebullición y apartar, dejar enfriar un poco y echar con cuidado sobre el bizcocho, poco a poco con una cuchara, para que se impregne bien.
 
Espolvorear varias veces con canela y azúcar molida por encima, una vez frío a disfrutar con los que más quieres.