Bizcocho esponjoso básico.

Bizcocho esponjoso básico. Cómo conseguir que el bizcocho suba y quede alto.
En esta receta espero poder aclararte varios detalles para conseguir un bizcocho que quede muy esponjoso, QUE SUBA y quede muy alto, que sea muy tierno y que no se abra y se desinfle.
Si has llegado aquí es porque te gustan los bizcochos sencillos, pero buscas algo más que una masa de huevos, azúcar y harina horneada. Bienvenid@! Espero poder aclararte todas tus dudas. Te voy a contar todos esos detalles que he tenido en cuenta desde el momento que me empeñé en conseguir un bizcocho esponjoso más o menos “perfecto”.

Ingredientes
Para 8 raciones
  • 5 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 50 ml de agua
  • 25 ml de aceite de oliva
  • 8 g de levadura química o polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • 1 cuchardita de aroma de vainilla
  • ralladura de 1 limón
  • spray desmoldeador o mantequilla para engrasar
PARA MAS DETALLES DE ESTA RECETA VISITAR LA PAGINA DE LA AUTORA

Todo lo que deberás tener en cuenta para que el bizcocho TE SUBA:

Bizcocho básico esponjoso. La medida de la altura de este bizcocho con un molde de 22 cm.

Receta:
Una buena receta es lo primero que necesitarás para conseguir un bizcocho alto y esponjoso. Tuve que hacer muchas pruebas y, probando, conseguí tener mi propia receta en cuanto a cantidades y procedimiento de elaboración. Esta receta sale, así que este punto lo tienes resuelto desde este mismo momento. Sólo quiero indicarte que podrás hacer un bizcocho más o menos grande manteniendo la proporción de 1 huevo+50 g de azúcar+50 g de harina+ 15 ml de ingrediente líquido (aceite, agua, leche, mantequilla…). Multiplica cada cantidad por el número de huevos que vayas a usar y conseguirás un bizcocho tan grande como quieras. Los aromas que le añadas son a tu gusto.

Molde:
El molde que uso es uno muy ligero, pero no puedo precisarte el material. Los venden en bazares y ferreterías en lotes de tres tamaños y son bastante económicos. No es de los “buenos”, pero en el horno no alcanza excesiva temperatura y permite que el bizcocho se haga lentamente. Es un molde desmontable muy práctico. He probado en molde de silicona y queda también muy bien. Cuando lo he hecho en uno de esos moldes más caros, me sube mucho menos y el resultado, aunque bueno, no es el óptimo. En este caso, el molde empleado es de 22 cm. Si usas un molde más grande, reducirás el tiempo de horneado y te quedará un bizcocho más bajo.

Spray desmoldeador o mantequilla:

Yo me inclino por el spray desmoldeador. He probado con mantequilla, margarina y aceite de oliva y el resultado siempre es que el bizcocho empieza a subir y se para antes de llegar al borde superior del molde. Entonces empieza a crecer por el centro y muchas veces termina abriéndose por el medio. Igual de rico, pero no tan bonito ¿Donde se puede comprar el spray? En tiendas especializadas en repostería, en la sección de repostería de algunos supermercados e hipermercados y en tiendas por internet. Es fácil conseguirlo.

Elaboración:
La forma en que elaboro el bizcocho esponjoso es muy importante para conseguir que suba mucho. Eso podrás hacerlo igual que yo y por eso te lo he grabado en vídeo. Montar las claras con una parte del azúcar te ayudará a llenar la masa de pequeñas burbujas de aire y que, una vez en el horno, esa masa siga creciendo. La mezcla de la masa con movimientos envolventes con una cuchara o espátula, te ayudará a consevar todas esas burbujas de aire.

Nunca dejo el bizcocho dentro del horno una vez que lo he pinchado y he comprobado que está bien hecho en el interior. Siempre lo desmoldo en caliente. Si ha subido bien y está bien hecho por dentro, baja un poco, pero seguirá alto y eponjoso. Siempre me baja, así que esto es normal.

Tipo de harina:
No es demasiado importante. Yo he empleado harina de trigo corriente y las veces que he usado la harina de fuerza o harina de repostería, porque no tenía la otra, no he notado ninguna diferencia. No soy partidaria de usar harina que lleve la levadura incorporada porque para mi gusto lleva demasiada cantidad y no me gusta cómo queda la miga. Puedes hacerlo sin gluten con una harina de repostería sin gluten o mezclando a partes iguales maizena con harina de arroz o fécula de patata. Quedan igual de bien.

Impulsores:
Uso levadura química o polvo de hornear. Suelo emplear una marca blanca de un supermercado, pero he usado otras marcas y tampoco noto diferencia. Sólo indicarte que, si lo preparas sin gluten, tengas en cuenta de que en el envase venga impreso el símbolo sin gluten. Hay quien utiliza gaseosas, pero nunca lo he probado, así que no te puedo decir cómo quedaría.

Grasas:
Puedes ver que la única grasa que lleva este bizcocho es un poco de aceite de oliva virgen extra. Si añades más, quedará el bizcocho menos esponjoso y con una textura más parecida a las magdalenas. Igual de rico. Puedes sustituir toda o en parte la cantidad de líquido de esta receta por otros ingredientes: zumo de limón u otro zumo, leche, licor, mantequilla o margarina fundidas.

El horno:

Éste es el único truco del bizcocho esponjoso. Cada horno calienta de una manera diferente y, a pesar de poner el indicador de temperatura igual que yo (en mi horno 175º), seguro que la temperatura que alcanza es diferente. Este punto es el único que deberás aveiguar tú. La única manera de hacerlo es probando con tu horno. No creo que necesites más de tres o cuatro pruebas. Si tienes por costumbre hornear a una temperatura y se te hacen demasiado pronto, deberás cambiar esa costumbre o tus bizcochos seguirán horneándose deprisa, dorándose antes de tiempo y subiendo mucho menos de lo que esperas. 

Para que te has una idea, suelo tenrlos unos 45 minutos en el horno y podría dejarlos más tiempo sin que se quemaran. El bizcocho quiere subir despacio y no tiene ninguna prisa. Si se te hace en menos tiempo que a mí, usando un molde del mismo tamaño, la próxima vez baja la temperatura y prueba hasta que consigas tenerlo en el horno el mismo tiempo que yo creciendo despacito y sin que llegue a dorarse en exceso. Deberás probar hasta conseguirlo y cuando sepas cuál es esa temperatura óptima en tu horno para los bizcochos, no se te va a resisitir ninguno. No dudes en dejarme un comentario aquí o en mi página de Facebook Anna Recetas Fáciles. Si puedo, te ayudaré.

Tiempo de horneado y temperatura del horno:
El tiempo de horneado y una temperatura adecuada harán que tu bizcocho NO SE BAJE al sacarlo del horno. Si en menos de 55 minutos y un molde de 22 cm se te ha dorado y decides que es momento de sacarlo del horno, puede que todavía siga crudo por dentro. En ese caso, al sacarlo del horno, irremediablemente se bajará. ¿Qué puedes hacer? Si te ha pasado, debe ser una lección que deberás aplicar en tu siguiente bizcocho. Para salvar éste, baja la temperatura y deja sólo calor abajo.

La próxima vez, deberás hornear a menos temperatura y seguir los mismos pasos que te indico en la receta. Si te vuelve a suceder, baja de nuevo la temperatura. Tendrás que probar tantas veces como sea necesario hasta conseguir el tiempo de horneado idéntico al mío. Para un molde de 22 cm, corresponde un horneado de 55 minutos con estas cantidades. Si el grosor de la masa es menor porque usas un molde más grande, la temperatura será la misma y el tiempo puede reducirse. Con estas pruebas, lo importante es saber cuál es la temperatura a la que debes hornear un bizcocho, el tiempo variará según la cantidad de masa que hornees y el molde que emplees.

Después de todas estas indicaciones, ya te explico cómo elaborar este bizcocho esponjoso básico.
Bizcocho esponjoso básico. Preparación

1.- Enciende el horno a 175º C. Forra la base de un molde de 22 cm de diámetro y engrasa con spray desmoldeador o mantequilla.

2.- Separa las claras y las yemas de los huevos en dos bols.

3.- Bate las claras con una pizca de sal. Cuando estén blancas, añade la mitad del azúcar y sigue batiendo hasta obtener un merengue firme. Reserva.

4.- En el bol de las yemas, vierte el agua y el aceite, añade el resto del azúcar, la ralladura del limón y una cucharadita de esencia de vainilla. Bate bien. Mezcla la levadura o polvo de hornear con la harina y tamiza sobre el bol de las yemas. Bate todo hasta obtener una masa bastante espesa.

5.- Incorpora poco a poco las claras a la mezcla de yemas y harina, haciendo movimientos envolventes con la cuchara, con el fin de que no se escape el aire que hemos conseguido introducir al montar las claras. Una vez que tengas la masa completamente homogénea, vierte en el molde engrasado.

Preparación del bizcocho esponjoso básico

6.- Introduce el molde en el horno precalentado a 175º C y hornea durante 55 minutos. A los 45 minutos es conveniente abrir y mover un poco el molde para comprobar que el bizcocho no “tiembla”. Si ves por la parte de arriba se mueve, es que está crudo: NO LO PINCHES O LO PODRÍAS DESINFLAR. Si está ya firme por arriba (ver el vídeo) pincha para comprobar que está completamente cuajado por dentro. Si el pincho sale mojado, dejar más tiempo y comprobar de nuevo cada 5 minutos.

7.- Una vez que está completamente hecho, retira el bizcocho esponjoso del horno y déjalo caer sobre el mármol dando un golpe seco, pero sin añadirle fuerza. Despega el borde si es que se huiera pegado y desmolda. Si quieres que te quede liso como el de la imagen, desmolda girándolo boca abajo, volteado. Desmoldando de esta manera, tendrás un bizcocho básico esponjoso perfecto para decorar y convertirlo en una rica tarta.

8.- Si vas a comerlo sin decorar, puedes espolvorear por encima un poco de azúcar glass. Para repartirlo bien, espolvorea a través de un colador. También puedes prepsentarlo acompañado de fruta o con unas onzas de chocolate.

Sugerencia de presentación

La miga queda muy tierna y esponjosa

¡Comparte esta receta!
ORIGEN DE LA RECETA: 
http://www.eurekarecetas.com/receta/bizcocho-esponjoso-basico/191.html
ESTA RECETA Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR Y SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO , TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en Entre Dulces y Postres son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.